Indemnizacion por accidente de trafico en moto » La indemnizacion» Renta vitalicia ademas de indemnizacion , en caso de indemnizacion por tetraplejia

Renta vitalicia ademas de indemnizacion , en caso de indemnizacion por tetraplejia

Indemnización por Tetraplejia. La renta vitalicia como indemnización adicional a la fijada en Baremo como sustitutiva en todo o parte de indemnizacion total baremada.

Ademas de cantidades economicas, fijadas por gastos de asistencia medica y hospitalaria superiores al millon de Euros que se producen en los casos de tetraplejias, una sentencia reciente concede ayuda vitalicia mensual a una afectada por tetraplejia. Nos felicitamos por dicho criterio que viene a apoyar las multiples necesidades del afectado por los traumatismos con un criterio de coherencia vital.

Reclamación de indemnización por accidente de moto con resultado de tetraplejia
Reclamación de indemnización por accidente de moto con resultado de tetraplejia


Reproducimos por su interes, los argumentos juridicos que en una reciente sentencia relativa a una menor lesionada medular por accidente de trafico con resultado tetraplejia en la que resulta indemnizada tanto con una cantidad fija como con una indemnización mensual llevan a permitir defender este posicionamento.

“ Son variadas las sentencias que en relacion a las tetraplejias y las indemnizaciones o ayudas vitalicias se han producido.
la SAP de Castellón, Secc. 2.ª de 21-7-06 entiende que en los supuestos como el presente de gran invalidez por tetraplejía, la opción legal de la renta vitalicia resulta más precisa y más ajustada, dado que se asegura el pago periódico de un coste que se prolongará exactamente a todo lo que le resta de vida, evitando además cálculos de naturaleza especulativa y ajustando la respuesta indemnizatoria a lo que en definitiva se está pretendiendo cubrir protegiendo tanto a la victima como al responsable, y evitando un eventual enriquecimiento sobreindemnizatorio si se produjese fallecimiento de la victima , después de haber percibido una cuantiosa indemnización a tanto alzado...

En este mismo sentido se pronuncia las SSAP de Madrid, Secc. 23 de 25-2-00 y AP de Guadalajara de 14-7-04, añadiendo esta última, que el carácter aleatorio que identifica a la renta vitalicia, implica una incertidumbre que hace depender del azar tanto el tiempo de su eficacia como el número de rentas a pagar, aunque no cabe desconectar el quantum de la pensión de la indemnización a la que sustituye, hay que tener en cuenta que este último se fija en función de la gravedad de la lesión y por tanto de sus conservancia incapacitantes, y que las necesidades del perjudicado derivan a su vez de la trascendencia de las lesiones, resulta vinculados en relación de proporcionalidad los conceptos de indemnización y pensión vitalicia al tener como base o sustrato común unas lesiones incapacitantes, de modo que no cuestionándose expresamente sea desproporcionada la cuantía mensual fijada de la pensión en función de las necesidades del lesionado que por otro lado son graves y obvias por la falta de movilidad y la necesaria y continua dependencia de una tercera persona, termina ratificando la pensión concedida en la insatancia

Otra resolución de la primera A.P. citada, la SAP de Castellón 13-12-04, que estima acertada, que aclara que conforme a lo dispuesto en el punto primero 8 del Anexo, la pensión vitalicia no es un concepto indemnizatorio autónomo, sino sustitutivo y por lo tanto, solamente puede venir a sustituir la indemnización a tanto alzado, bien por acuerdo de las partes, que son libérrimas de decidir sobre sus intereses privados, o por resolución judicial, en cuyo caso deberá cuidarse de que nunca la pensión supere las cuantías indemnizatorias del baremo, configuradas que están legalmente como límites reparadores máximos (art. 1.2 LRCSCVM) con arreglo al texto vigente al dictarse la sentencia recurrida, de modo que tal tesitura y teniendo en cuenta la existencia de dicho límite, estima finalmente adecuada la fijación de una reparación por dicho concepto a tanto alzado, sin perjuicio de que puedan las partes convenir su sustitución por una pensión.

Pues bien, este órgano de apelación se habrá de alinear necesariamente con la primera postura expuesta, no ya por entender que atendiendo al principio de indemnidad y reparación del daño que preside el sistema de baremación analizado y al propio carácter vitalicio de la renta que el mismo prevé como sustitutoria, sin duda para dar solución a supuestos de lesiones permanentes invalidantes hasta la dependencia como en la presente las que el lesionado va a seguir necesitando de por vida una asistencia médica y sanitaria así como la ayuda de terceros y a fin de poder cubrir unas necesidades futuras periódicas y seguras, no se puede concluir que la renta acordada ha de tener como techo la cantidad indemnizable prevista en la Tabla de modo que dicha finalidad se torne en falacia, al dividir ese total en un número indeterminado de anualidades según la esperanza de vida de aquel, que puede ser como en el presente caso bastante amplia, sino porque habremos de convenir con el apelante, que dicha tesis viene avalada por la propia interpretación que del punto primero apartado 8 del Anexo, hace en su fundamento jurídico noveno apartado b) STC de 16-1-06 en la que el apelante apoya su petición,

Se reitera pues la petición principal de la concreción de la renta vitalicia en la cantidad de 3.000 euros mensuales a partir del mes de abril de 2.010 -fecha de celebración del juicio-, por ser esa la suma a la que ascienden los gastos reclamados por la asistencia hasta esa fecha -véase docs. 92 a 94 y 101 a 103, por los salarios de Sra. Belen incluido coste de la S.S.- y ser además en consecuencia el coste el mínimo posible y más moderado, que desde luego sería mucho más elevado si se contratase una empresa especializada según alega.

Ante dicha petición, la sentencia rechaza indebidamente la pensión vitalicia por considerar que no tiene cabida en los criterios y límites indemnizatorios del baremo, y la indemnización conjuntamente reclamada por los gastos ya realizados, pese a estimarlos acreditados, por ser posteriores a la estabilización lesional, al considerarlos claramente como gastos médicos, a virtud de lo dispuesto en el art. 12.1 c) RD 1/2001, de 12 de enero por el que se aprueba el reglamento de responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos de motor, que considera vigente a la fecha del accidente.

Resulta ciertamente esclarecedora interpretación que de los factores de corrección de la Tabla IV y en particular del aquí discutido en orden a la valoración de la ayuda de terceras personas para supuestos como el presente en que concurre Gran Invalidez, efectúa la STC, Sala 1.ª 5 / 2.006, de 16-1-06 antes citada, que para un supuesto similar al presente, estima el amparo impetrado, declarando la nulidad de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial por falta de motivación de la supresión de la renta vitalicia establecida por el Juzgado de Instancia con fundamento en el apartado primero 8 del Anexo en base a determinadas necesidades que se estimaban justificadas, concluyendo en resumen y por lo que aquí ahora interesa en su fundamento noveno, apartado B), que a tenor de la regla 8, del punto primero del Anexo "en cualquier momento podrá convenirse o acordarse judicialmente la sustitución total o parcial de la indemnización fijada por la constitución de una renta vitalicia en favor del perjudicado", de modo que si la sustitución puede ser parcial es obvio que pueden darse conjuntamente indemnización y renta. Sólo si la indemnización fuera la máxima posible podría oponerse que no ha podido darse una sustitución parcial.

Se deriva pues, de esta primera afirmación, el erróneo razonamiento de la sentencia de instancia, que considera dicha renta como excluida del Baremo por no tener cabida en los criterios y límites indemnizatorios del mismo.

Igualmente y por lo que se refiere a la alegación que por los apelados se hace en su escrito de impugnación, en cuanto que entienden que la cuantía de la renta vitalicia, nunca podría superar el límite que para la indemnización por el concepto discutido se establece en la Tabla IV, esto es, entiende que la renta fijada no podrá superar en ningún caso la cantidad de 322.047,06 euros concedida, porque según afirma el sistema tabular es taxativo como así lo resaltaba ya la STC, Pleno 181/2000 de 29 de junio, y con la solicitud efectuada lo que se trata es de traspasar los límites que el mismo establece, la sentencia a la que venimos haciendo referencia deja claro que existen datos que "avalan la hipótesis interpretativa de que en la aplicación de la tabla IV, a diferencia de lo que sucedía originariamente con la tabla V, no existen siempre límites máximos" y cita a continuación y como ejemplo, el punto 1.6 del anexo, sobre el que luego volveremos, que preveía entonces, para la fecha en que se produjo el presente accidente -RDL 8/2.004- "además de las indemnizaciones fijadas con arreglo a las tablas, se satisfarán en todo caso los gastos de asistencia médica y hospitalaria", sin la limitación que actualmente se establece después de la redacción dada a dicho punto por L. 21/2.007, de 11 de julio; igualmente destaca que la propia tabla IV incluye ahora como criterio autónomo de valoración los "elementos correctores del apartado primero.7 de este anexo" y que a tal criterio no corresponde como respecto del resto de criterios que componen la tabla IV una cuantificación máxima, en enteros o porcentajes, sino que este criterio se señala "sin cuantificación".

Por dichos motivos concluye, que "tales datos normativos, unidos a la excepcional gravedad de las lesiones sufridas por el menor, impiden apreciar una motivación implícita en la supresión de la renta vitalicia que le había asignado el Juzgado de lo Penal, pues ni la misma es en principio incompatible con las indemnizaciones acordadas ni lo es en concreto por el hecho de que haya que entender que estas indemnizaciones sean las máximas posibles".

Partiendo pues de la doctrina expuesta, resulta clara por un lado, la procedencia de la concesión de la renta vitalicia peticionada con carácter principal y además en la cuantía de 3.000 euros mensuales a abonar desde el mes de abril de 2.010 y revisables anualmente conforme a las variaciones que sufra el IPC, pues como razona el Juez a quo dicha cuantificación se ha de entender justificada por la documental aportada por los apelantes antes referida, debidamente ratificada en el acto del juicio por las testificales de la Sra. Rosalia Doña. Belen; por otro lado, y acreditado pues que ha sido que el coste de la ayuda que dichas cuidadoras proporcionaron a Ana desde febrero de 2.007 hasta el acto del juicio ascendió a 111.146,84 euros, habrá de concederse igualmente dicha indemnización por el desembolso ya realizado, porque cómo hemos expuesto dicha indemnización y renta son compatibles con arreglo al punto primero 8 del Anexo y no existe además limitación cuantitativa alguna en la fijación de la última como se deriva de la doctrina expuesta.

Lo que ciertamente no puede concederse es el total de la indemnización establecida como factor corrector como la propia STC analizada establece con claridad, porque en todo caso la regla aplicable habla de la posibilidad de sustitución total o parcial. Además, en lo que se refiere al argumento de la ayuda que aportarán los padres, que sin duda procuraran en muchos momentos, habrá que convenir que contratada tercera persona específicamente para ello, el hecho de que se preste no puede implicar en consecuencia que se considere necesaria y por ende indemnizable.

Si ha sufrido una lesion medular con resultado tetraplejia , recuerde que probablemente tiene derecho a solicitar una indemnización. Somos expertos en la reclamacion de indemnizaciones por lesiones sufridas con resultados de paraplejias o tetraplejias. No dude en contactarnos en el 902 877 807 en cualquier momento del dia los 7 dias de la semana y nos pondremos a su disposición para asesorarle, ayudarle y garantizar que en momentos tan dificiles todos sus derechos legales se encuentran protegidos de la mejor manera posible.

¿Qué quieres hacer?

Ver otros

  • He sufrido un accidente de moto,¿ que debo hacer?
    He sufrido un accidente de moto,¿ que debo hacer?
    Accidente de moto
  • Indemnizacion por accidentes de trafico en moto con resultado Tetraplejia,
    Indemnizacion por accidentes de trafico en moto con resultado Tetraplejia,
    La indemnizacion
  • Indemnizacion por accidente de trafico en moto cuando el tercero no tiene pasada la itv,
    Indemnizacion por accidente de trafico en moto cuando el tercero no tiene pasada la itv,
    La indemnizacion
  • Renta vitalicia ademas de indemnizacion , en caso de indemnizacion por tetraplejia
    Renta vitalicia ademas de indemnizacion , en caso de indemnizacion por tetraplejia
    La indemnizacion
  • INDEMNIZATOR el simulador de indemnización por accidente de tráfico de  ABOGAINDEMNIZACION
    INDEMNIZATOR el simulador de indemnización por accidente de tráfico de ABOGAINDEMNIZACION
    La indemnizacion
  • Indemnizacion por accidente de trafico moto cuando el contrario no tiene seguro,
    Indemnizacion por accidente de trafico moto cuando el contrario no tiene seguro,
    Irregularidades en el contrario
  • ¿En que casos responde el Consorcio de compensacion de seguros?
    ¿En que casos responde el Consorcio de compensacion de seguros?
    La indemnizacion
  • El pago de la indemnizacion. ¿Cuanto tiempo tiene la aseguradora para pagar la indemnizacion?
    El pago de la indemnizacion. ¿Cuanto tiempo tiene la aseguradora para pagar la indemnizacion?
    La indemnizacion